Tipos de ortodoncia, respuesta a diferentes necesidades

tipos de ortodoncia

La ortodoncia es un tipo de tratamiento para alinear y corregir la posición de los dientes. Pero es mucho más que eso: la ortodoncia es la disciplina odontológica que previen, estudia, diagnostica y trata las anomalías de las estructuras dentales en forma, posición, alineación, función y relación.

Hoy día es un tratamiento odontológico muy conocido y que tiene gran éxito, gracias a todos los beneficios que genera, que se aprecian a nivel estético, pero que en realidad su valor e importancia radican en que mejoran la salud bucodental.

Existen varios tipos de tratamientos de ortodoncia, que vamos a explicar en este artículo. Existen diferentes tipos de ortodoncia, que se adaptan a las necesidades concretas de cada caso, dependiendo del estado de la boca del paciente, la edad, la importancia que le dé al hecho estético de llevar ortodoncia e, incluso, el presupuesto.

Afortunadamente, los avances tecnológicos han posibilitado que hoy día las opciones sean diversas y se puedan dar soluciones a todos los casos. Los brackets, como ya hemos tratado en este blog en otras ocasiones, los brackets van pegados a la cara visible del diente.

Dentro de éstos, existen diferentes tipos de brackets: los metálicos y más conocidos; los del tipo Damon o autoligables; y los backets de zafiro. Se trata de un tipo de brackets fabricado en metal, pegados a la cara frontal de cada pieza dental y que llevan ligaduras.

Son los que habitualmente se colocan a los niños; por eso hoy en día el mercado se ha adaptado a esta circunstancia y las gomas de ligadura se fabrican en diferentes colores, para que resulte más divertido para los niños. Pero no tienen ninguna otra función terapéutica.

En el caso de los adultos, este tipo de bracket fue el que primero se empezó a colocar cuando se avanzó con este tipo de tratamiento para estas edades. Pero resulta menos estético que otras alternativas. Este tipo de ortodoncia se caracteriza porque se trata de brackets autoligables. Consigue unos resultados más rápidos que con los brackets tradicionales y por eso cuentan con un público específico, que necesita realizar el tratamiento en un espacio de tiempo menor.

No llevan ligaduras como tal y son los propios brackets los que cuentan con un anclaje que sujeta el arco de alambre. Esta es la forma en la que consigue mover el diente de una forma más rápida. Dentro de la ortodoncia con brackets, los de zafiro son la opción más estética. En ésta, los brackets están fabricados en cristal de zafiro, son transparentes y esto permite que pasen casi desapercibidos a la vista, puesto que se disimulan con el propio diente.

Es una opción que tiene gran éxito entre el público adulto, porque además de la discreción, este tipo de material no se tiñe con las comidas y las piezas mantienen su color intacto durante todo el tiempo que dura el tratamiento.

Otra de las ventajas de este tipo de bracket es la comodidad: la superficie está pulida y gracias a eso su contorno es suave y no provoca rozaduras.

Se les llama así a los tipos de ortodoncia que han aparecido en los últimos años en el mercado y resultan prácticamente invisibles. Suponen una ventaja estética y gracias a estos tipos muchas personas, a las que les preocupada su aspecto o por su estilo de vida no podían lucir brackets, se han animado a hacerse un tratamiento de ortodoncia, ya que pasan totalmente desapercibidos.
Este tratamiento, del que también te hemos hablado en este blog, se basa en unas férulas transparentes, denominadas alineadores, que se fabrican específicamente a la medida de cada paciente y se van sustituyendo a medida que los dientes se van moviendo. Los alineadores van realizando micromovimientos, colocando los dientes en su lugar.
Además, Invisalign es removible, por lo que los alineadores se pueden poner y quitar según necesidades. Esto, además de comodidad y facilidad de uso, también supone que la higiene se puede realizar de una forma más completa y eficaz. La ortodoncia lingual es el sistema más novedoso de entre todos los tipos de ortodoncia.

Es también prácticamente invisible y, en este caso, se trata de un sistema que utiliza brackets, pero colocados en la cara interna de los dientes. En este caso, cada pieza se fabrica a medida, adaptada a cada uno de los dientes de forma individualizada. Así, resulta una opción completamente personalizada y efectiva.

Los brackets se fabrican en oro y son muy finos, con lo que no provocan molestias ni rozaduras pese a ir pegados en la cara interna de los dientes.

En la Clínica Dental Udaberri tenemos mucha experiencia en tratamientos de ortodoncia realizados durante todos estos años. Contamos con un equipo especializado en este aspecto de la ortodoncia, que siguen la actualidad de los desarrollos de las investigaciones, innovaciones, nuevos materiales y técnicas, etc.

Todo ello nos ha permitido desarrollarnos en este campo, el de la ortodoncia, y así podemos ofrecer a nuestros pacientes los tipos de tratamiento que más se ajustan a nuestra forma de trabajar y se adecuan a nuestras exigencias, con la garantía añadida de que vamos a poder ofrecer las mejores alternativas a nuestros pacientes para que su tratamiento de ortodoncia culmine con éxito.

Así, apostamos por los siguientes tipos de ortodoncia: brackets, metálicos y de zafiro, sus versiones tradicional y autoligado; ortodoncia con alineadores, con el sistema Invisalign; y ortodoncía de lingual, con el sistema Incógnito.

Como ves, el mercado ofrece numerosas alternativas para poder realizar un tratamiento de ortodoncia. Pero, además del gusto o preferencia personal, deberás tener en cuenta siempre que somos los profesionales de la rama los que mejor te podremos aconsejar. Y para ello es necesario hacer un estudio previo y valorar cada caso de forma personalizada.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?