¿Qué consecuencias tiene una caries sin tratar?

Es importante alargar todo lo que puedas la vida de tus dientes. Para ello, ya lo sabes, es fundamental que tengas unos hábitos de limpieza y unas pautas de nutrición saludables.
caries dental

Es importante alargar todo lo que puedas la vida de tus dientes. Para ello, ya lo sabes, es fundamental que tengas unos hábitos de limpieza y unas pautas de nutrición saludables. Estos autocuidados y una visita semestral o anual al dentista te permitirán prevenir o adelantarte a los problemas. En la infografía que acompaña a este post queremos mostrarte cómo es la evolución de la caries una vez que hace su aparición. Como verás, una caries sin tratar puede acabar completamente con un diente, así que vamos a detallarte qué es lo que ocurre fase por fase y qué tratamientos ponemos a tu disposición.

Una caries es una infección que se produce por la acumulación de bacterias en la boca. Comienza atacando al esmalte del diente y, poco a poco, va destruyendo las siguientes capas. Quizás hayas oído que una caries no duele hasta que no está avanzada, pero no entiendas muy bien por qué. Esto es debido a que el esmalte, la primera capa de los dientes, no es una materia viva. Va a ser difícil que tú mismo te veas una caries porque en esta fase incipiente son blancas y suelen pasar desapercibidas. Ahí es donde juegan un papel primordial las revisiones dentales. Una caries leve o incipiente puede resolverse fácilmente mediante la eliminación de la zona de esmalte afectada y su relleno con un empaste.

Si no eres consciente de tener una caries, y tampoco acudes al dentista una vez al año, seguramente ésta siga avanzado afectando ahora a la dentina. Es la segunda capa del diente y contiene túbulos dentarios conectados directamente con la pulpa. Por eso, en esta fase, comenzarás a notar dolor o la conocida sensibilidad dental, es decir, molestias con bebidas frías y/o calientes o con ciertos sabores como el dulce o el ácido. Otro síntoma que puedes tener es mal sabor de boca.

Por último, también es posible que si te haces una exploración empieces a ver en el diente ese horrible color marrón o negro asociado a la caries. Todavía en este punto podemos solucionarlo con un empaste y posterior reconstrucción. Eso sí, la infección irremediablemente va a seguir su curso, así que no lo dejes.[

Cuando la infección llega a la tercera capa del diente o pulpa dentaria estamos ante una pulpitis. La pulpa es la parte viva del diente y tiene multitud de terminaciones nerviosas, así que, en ese punto, sentirás bastante dolor incluso al masticar. Seguramente antes de comenzar cualquier tratamiento, te recetemos algún antibiótico para que remita la infección. En esta fase, generalmente tenemos que pensar en una endodoncia, el único tratamiento dental que nos permitirá salvar el diente. Accederemos a la cámara pulpar practicando un agujero en la corona del diente, extraeremos la pulpa y limpiaremos bien toda la zona que quedará insensibilizada. Posteriormente, procedemos a sellar nuevamente el diente con un empaste.

Si a pesar de sentir dolor, no acudes al dentista, la caries, y por tanto la infección, seguirá avanzando. Ya se ha ‘cargado’ el esmalte, la dentina y la pulpa dentaria, pero no parará ahí. Le toca el turno a los ligamentos periodentales, el hueso y la encía. Estos tres elementos son los pilares del diente. No te vamos a engañar. Una periodontitis compromete tu diente en mayor o menor medida. Hay casos en los que, además de una limpieza profunddad, tenemos que hacer diversas cirugías para recuperar la encía y el hueso dañado. En otras ocasiones, desgraciadamente, la única solución es extraer el diente y colocar un implante dental.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?