¿Puedo cerrar mi diastema con ortodoncia?

Seguramente en los últimos años hayas visto a muchos famosos en los medios de comunicación luciendo con orgullo una pequeña separación entre los incisivos superiores. Algunos como la modelo Lindsey Wixson, el actor Eddie Murphy o la cantante Madonna se han referido en más una ocasión a ese pequeño “defecto” como una de sus señas de identidad más particulares y populares, negándose a corregirla y llevando a otras personas a imitarles.

Seguramente en los últimos años hayas visto a muchos famosos en los medios de comunicación luciendo con orgullo una pequeña separación entre los incisivos superiores. Algunos como la modelo Lindsey Wixson, el actor Eddie Murphy o la cantante Madonna se han referido en más una ocasión a ese pequeño “defecto” como una de sus señas de identidad más particulares y populares, negándose a corregirla y llevando a otras personas a imitarles.

Pero, ¿qué implica realmente esa separación entre los dientes y qué riesgos puede suponer para tu salud bucodental?

Acumulación de placa bacteriana

A este pequeño hueco se le llama diastema y no es más que un espacio entre dos dientes contiguos algo mayor de lo habitual, que normalmente se da entre las paletas o los colmillos superiores.
Es fácil verlo en menores que acaban de perder los dientes de leche, ya que su boca no está aún adaptada a los nuevos cambios, pero se suele solucionar con la salida de los dientes permanentes.

Sin embargo, en algunos casos el hueco permanece ahí. Si se da un desajuste entre el tamaño del maxilar superior y los dientes, esto es, si los dientes son demasiado pequeños en comparación con el hueso, su disposición en la boca varía y aparece el diastema. También el tener el frenillo del labio superior puede provocar esta separación anómala de los dientes ya que la encía aumenta de tamaño y se coloca en el medio.

En principio, un diastema no tiene ninguna implicación negativa para la salud bucodental y puedes no corregirlo. Sin embargo, nuestra recomendación es que lo corrijas para evitar la acumulación de restos de comida que pueden convertirse en placa bacteriana y causarte enfermedades periodontales o la aparición de heridas e infecciones. Además, el espacio tiende a agrandarse con los años ya que es fácil crear el hábito de meter la lengua en el hueco u otros objetos como cubiertos o bolígrafos.

Opciones de ortodoncia

Si decides cerrar tu diastema, las carillas estéticas pueden parecerte una opción rápida en un principio, pero requieren un tratamiento extra en el diente para poder colocarlas que puede ser irreversible. Por esta razón, en Clínica Udaberri apostamos por realizar una ortodoncia que recoloque los dientes lentamente hasta cerrar los espacios. Para ello, te realizaremos un estudio completo y decidiremos cuál es la mejor opción según la gravedad de tu caso.

Los brackets y sus distintos tipos (metálicos, cerámicos o de zirconio) suelen ser la opción más escogida, pero lo cierto es que la ortodoncia invisible es cada vez más popular porque resulta igual de efectiva, pero mucho más discreta. De hecho, es prácticamente transparente por lo que nadie se dará cuenta de que llevas un aparato de ortodoncia.

Por otra parte, sabemos que, junto a la visibilidad, otra de las grandes dudas es cuánto tiempo tendrás que estar en tratamiento. La respuesta no es fácil ni única porque dependerá en gran medida de cómo estén tus dientes. En cualquier caso, te aseguramos que este tipo de separación entre los dientes tiene una solución fácil.

Redoblar la limpieza dental

Cerrar tu diastema no solo mejora el aspecto general de tu sonrisa, sino que reducirá las posibilidades de sufrir problemas en dientes y encías. Si, en cualquier caso, decides seguir con tu diastema, el mejor consejo que podemos darte es que redobles la limpieza bucal y no dejes de acudir a tus revisiones periódicas. Recuerda que una boca bonita no siempre implica una boca sana por lo que antes de cualquier corrección estética lo que prima es una correcta salud bucodental.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest