Consejos para cuidar tu esmalte dental

El esmalte dental es una parte de nuestros dientes a la que no se le suele prestar mucha atención. Tal vez sea tu caso. Si es así, te interesará saber que es de suma importancia. Como debemos cuidarlo como se merece, te damos todas las claves en este artículo.

Qué es exactamente el esmalte dental

El esmalte es lo que recubre los dientes. Es su capa más externa y está formado por lo que se llama tejido adamantinado, compuesto por hidroxiapatita. Quizás te sorprenda, pero este es el mineral de mayor dureza presente en el cuerpo humano. ¡El esmalte de los dientes es más duro que los huesos!

El esmalte es traslúcido. El color de tus dientes te lo proporciona la dentina, la cual está debajo del esmalte. Aunque te decíamos que es el material más duro en nuestro cuerpo, también es frágil. Es decir, aguanta mucho uso si este es correcto. Sin embargo, no es resistente a golpes bruscos.

Por otra parte, tampoco es resistente a las bacterias que van ocupando la superficie de los dientes. Estas, al alimentarse de los restos que quedan en nuestras piezas dentales, desprenden una sustancia ácida que ataca al esmalte.

Esmalte dental

Cómo proteger nuestro esmalte

Existen varias formas con las que puedes ayudar a tu esmalte a mantenerse en buen estado. Algunas de las cosas que puedes hacer son:

· Lleva una dieta baja en hidratos de carbono. Estos nutrientes se descomponen en azúcares, la comida preferida de las bacterias que te comentábamos antes.

· Evita o reduce al máximo los alimentos muy ácidos. Algunos de ellos son los zumos demasiado ácidos (aunque sean naturales) y las bebidas carbonatadas. Una manera de tomarlos reduciendo el contacto del ácido con el diente es hacerlo mediante una pajita. Intenta que no sea desechable (esto no ayudará a tus dientes, pero sí al medioambiente). Podemos cuidar dos aspectos a la vez, ¿verdad?

· Revisa tu boca habitualmente. De este modo, podrás saber de forma precoz si tienes alguna patología que perjudique al esmalte. Ejemplos de ello son las caries y el bruxismo. Este último consiste en apretar los dientes debido a una maloclusión o a problemas de ansiedad. Esto es muy negativo para el esmalte y, si lo detectas a tiempo, puedes evitar un gran deterioro. Además, puedes ponerte una férula de descarga para dormir e impedir el desgaste de esta estructura.

  • No fumes. Las sustancias nocivas del tabaco logran penetrar en el esmalte y esto lo desgasta y mancha la dentina.
  • Bebe suficiente agua. Aparte de los múltiples beneficios para todo el organismo, te ayudará a neutralizar las bacterias.
  • Elige bien tus alimentos. Algunos, como la zanahoria o la manzana, también te ayudan a neutralizar las bacterias. Los vegetales de hoja verde tienen minerales beneficiosos para el esmalte.
  • No descuides tu higiene dental. El cepillado realizado de manera correcta y con cepillo y pasta adecuados a tus necesidades es fundamental. Además, cuida tus espacios interdentales con hilo dental, cepillos interdentales o un irrigador. Finalmente, no olvides un buen colutorio.

En definitiva, protege tu esmalte dental siguiendo estos consejos. Tu boca te lo agradecerá.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?