Pasta de dientes natural: ¿su uso es buena idea?

Si una de tus preocupaciones es cuidar del medio ambiente, es posible que más de una vez te hayas planteado hacerlo a través de los productos de higiene personal. Un ejemplo es el de la pasta de dientes natural, que cada vez está más de moda. Lo cierto es que su uso tiene algunas ventajas que te comentamos, pero también puede traer consigo algunas cuestiones más negativas que queremos resaltar en este artículo.

¿Cómo es la pasta de dientes natural y qué ventajas tiene?

Últimamente, se están dejando de lado los productos más artificiales, pues para su conservación se incluyen numerosos componentes que no son del todo beneficiosos sobre nuestra salud. Uno de los ejemplos es el de la pasta de dientes, que cada vez se sustituye más por alternativas naturales. Esto quiere decir que en su formulación no se emplean elementos químicos innecesarios, como pueden ser el lauril sulfato de sodio, la glicerina, o los colorantes y saborizantes artificiales que se añaden en algunos casos.

Entonces, ¿cuál es su composición? Básicamente, se incluyen aceites esenciales, aromas naturales, hierbas, etc. Esto no solo hace que se eliminen efectos perjudiciales de algunos de los químicos, sino que también se vuelve más respetuosa con el medio ambiente. Generalmente, la pasta dentífrica natural es de fabricación casera, se reutilizan los recipientes y no se generan residuos procedentes de fábricas que producen en grandes cantidades.

Por otro lado, cabe destacar que se están empleando cada vez más nuevos formatos, como son las pastillas sólidas, que hacen espuma una vez que entran en contacto con el agua. De esta forma, al tratarse de un producto sólido y sin humedad, se conserva más fácilmente.

Principales inconvenientes de la pasta de dientes natural

El problema que surge si decides pasarte a esta forma de dentífrico es la efectividad. A la hora de diseñar una pasta de dientes, los expertos se fijan fundamentalmente en tres cuestiones. La primera de ellas es que prevenga las caries, es decir, que las bacterias que las producen estén a raya. Por otro lado, también se busca prevenir enfermedades que afectan a las encías, como pueden ser la inflamación o algunas más perjudiciales como la periodontitis. Por último, también es importante que la pasta sea capaz de disminuir la sensibilidad dental. Esta última cuestión puede ser muy molesta para las personas que la sufren, dificultando su día a día.

Así pues, el objetivo de toda pasta de dientes debería ser el de cubrir estos tres aspectos, algo que no siempre es posible. De ahí que el principal inconveniente de no testar debidamente estos productos es que alguno de los requisitos básicos que se recomiendan no se acabe cumpliendo.

En definitiva, el uso de pasta de dientes natural no tendría por qué suponer ningún problema siempre y cuando se asegure su idoneidad con profesionales del mundo de la higiene bucodental. Por eso, si tienes dudas o te estás planteando iniciar este cambio de pasta de dientes, te recomendamos que te informes correctamente para hacer una buena elección.

¿Quieres más información? Consúltanos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?