¿Para qué sirve el ácido hialurónico en la odontología?

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un nuevo aliado para tu salud dental. Esta sustancia tiene una textura en gel y se encuentra de forma natural en el propio organismo. De hecho, el cuerpo humano contiene unos 15 gramos y tiene una gran capacidad para retener agua, por lo tanto, es muy utilizado para mantener la piel perfectamente hidratada.

Debido a sus características, su uso se ha extendido a diferentes aplicaciones médicas y es uno de los elementos más populares en la actualidad para distintos tratamientos. Además, en el campo de la estética dental es muy utilizado como complemento a la ortodoncia.

¿Cuáles son las propiedades del ácido hialurónico?

Se puede utilizar en diferentes especialidades como, por ejemplo, para la sequedad vaginal, en tratamientos de artritis… Sus características más relevantes son la capacidad para retener y atraer agua, lo que lo hace un potente hidratante a nivel ocular y a nivel de la piel. Por otro lado, participa activamente en tu regeneración celular y, además, facilita la formación estructural de los cartílagos.

Aplicaciones en odontología del ácido hialurónico

Los diferentes estudios científicos de los últimos años han puesto al descubierto una gran cantidad de aplicaciones en el campo de la odontología y, por ello, vamos a explicártelos someramente.

Regeneración de mucosa bucal y encías

El hialurónico favorece la regeneración tisular de la mucosa y las encías. Tiene una gran utilidad en cirugía bucal porque reduce la inflamación y acelera el proceso de cicatrización. Por lo tanto, reduce el riesgo de que pueda aparecerte una infección tras una intervención.

Ácido hialurónico

Patología de la articulación temporomandibular

Se ha demostrado la eficacia al infiltrar ácido hialurónico en personas con una disfunción en esta articulación. Los trastornos asociados a ella reducen la calidad de vida de los pacientes y afectan al aparato masticatorio.

Con dicha infiltración no solo reducirás el dolor y la inflamación, sino que mejorarás la función de la articulación debido a sus propiedades de lubricación. Además, reduce la velocidad del deterioro frenando el avance de la enfermedad y mejorando tu calidad de vida.

Estética dental

Este compuesto es ampliamente conocido en el mundo de la estética debido a sus innumerables aplicaciones para rellenar el temido “código de barras” o para realizar un relleno o perfilado labial. Pero, no vamos a hablar en este artículo de cómo puede mejorar el aspecto de tu piel, sino el de tu sonrisa.

Gracias al ácido hialurónico, se puede embellecer tu sonrisa sin cirugía. Por ejemplo, es el caso de los rellenos de las papilas interdentales. Cuando los espacios interproximales son amplios, el ácido hialurónico puede ser la solución que buscas para eliminarlos.

Efectos secundarios del ácido hialurónico

A pesar de que es una sustancia natural y con gran cantidad de beneficios, también tiene algunos inconvenientes. Su uso está desaconsejado en el embarazo y la lactancia porque puede ser perjudicial para el desarrollo del feto. En pacientes con cáncer también es peligroso su uso, ya que se podrían desarrollar células malignas.

No obstante, como has podido comprobar, el ácido hialurónico es una buena solución para mejorar no solo tu aspecto, sino también tu salud bucodental.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?