¿Cómo benefician los selladores dentales en la salud dental de tus hijos?

selladores dentales

 

selladores dentales
La salud dental de los niños exige por parte de sus padres y tutores una especial precaución en relación con las amenazas que pueden afectar a su boca. Ten en cuenta que, aunque se les pueda llegar a sensibilizar un poco, los pequeños aún no tienen el suficiente uso de razón para poner en valor cuánto les compensa aplicar los consejos de prevención dados para evitar los problemas de salud bucodental.

Por ello, los/as profesionales de la odontopediatría permanecemos vigilantes frente a los síntomas presentes en su boca; y de ahí también la importancia de las revisiones dentales desde la infancia. Te conviene no demorar las visitas a nuestros profesionales de esta especialidad.

Una de las cosas que podemos detectar es la necesidad de colocar en las piezas dentales del/la niño/a selladores dentales. Se trata de una medida de precaución para evitar la caries; algo así como una barrera protectora. A continuación te describimos cuáles son las ventajas que reportan los selladores dentales. Toma nota de ellas.

 

La importancia del uso de estos selladores

Debes saber que se trata de unos elementos diseñados para evitar las caries infantiles. A veces, no podemos impedir que tomen alimentos ricos en pH ácido y azúcares, lo que provoca que las bacterias creen focos de concentración de placa bacteriana y sarro, sobre todo, en los huecos que existen entre los dientes. Y es que, precisamente, la forma de los dientes de los niños no es lisa, favoreciendo que las comidas pegajosas queden adheridas en sus grietas.

En este sentido, los selladores dentales son unas protecciones plásticas con forma de capas transparentes que, una vez colocadas en las piezas dentales molares posteriores, van a contener la introducción de los residuos de comida entre las fisuras de las superficies de masticación de las dentaduras infantiles.

¿Cómo se ponen los selladores dentales?

Así mismo, te interesa saber cómo se colocan estos elementos. En primer lugar, nuestro odontopediatra va a limpiar las piezas dentales. El siguiente paso consistirá en la aplicación de un gel ácido. Cuando este se endurezca, funcionará como una especie de pegamento.

Con posterioridad, el profesional odontológico enjugará el gel y procederá a secar la zona. Para finalizar esta intervención indolora, aplicará una luz azul especial, la cual va a servir para colocar el sellador dental. Un proceso rápido, sencillo e indoloro que cuida de su boca.

¿Cuándo hacen falta los selladores?

Como regla general, entre los 6 y 12 años. En este periodo se producen las erupciones de los molares permanentes primarios, es decir, de los molares que salen primero. A su vez, recuerda que estas protecciones, que no cuentan con efectos secundarios (salvo en algunos supuestos excepcionales de alergias), tienen una durabilidad de años.

Sin embargo, para que puedan seguir cumpliendo sus funciones te conviene no olvidar tu visita a la consulta de nuestro dentista, al menos, 1 vez al año para supervisar su estado.

Las medidas complementarias contra la caries

Es necesario que retengas que el combate contra la caries infantil no se puede fiar únicamente a los efectos positivos que proporcionarán los selladores. Estos elementos contribuirán a que los restos de comida no se introduzcan en las áreas más estrechas de los dientes. No obstante, los 3 cepillados al día, los cepillos interproximales y las sedas o hilosdentales seguirán siendo imprescindibles.

En definitiva, combinar la higiene bucal con los selladores será una garantía para la salud dental de tus hijos.

 

 

Si tienes dudas sobre el tema, consúltanos o llama por teléfono para solicitarnos una cita y que estudiemos tu caso con detenimiento: 944 30 25 87.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?