¿Qué tipos de maloclusiones hay y qué consecuencias tienen?

Una maloclusión dental, como su propio nombre indica, es una oclusión disfuncional del encaje entre los dientes. Nos referimos básicamente a cómo quedan colocados cuando se cierra la boca. Ten en cuenta que la maxila o el hueso superior se superpondrá a la mandíbula o el hueso inferior. Te interesa saber que, si las partes dental superior e inferior, maxilar y mandíbula no se acoplan bien, existen soluciones que te podemos ofrecer en nuestra clínica dental. A continuación te contamos cómo puedes identificar y poner remedio a estos inconvenientes. Sigue leyendo.

Conoce las consecuencias de la maloclusión dental

En primer lugar, recuerda que, si las oclusiones dentales no son realizadas correctamente, te enfrentarás a problemas tanto de salud como estéticos. Por lo que respecta a los inconvenientes de imagen, no es ningún secreto que la sonrisa perfecta es la que muestra los dientes perfectamente alineados, guardando la máxima simetría entre ellos. Pero también existen problemas físicos asociados a las maloclusiones, como cuando la contracción de los músculos requiere sobrecargas y realizar una excesiva fuerza. El cartílago que propicia la unión entre las dos partes de la mandíbula se resentirá y se producirán desgastes en las piezas dentales y dolor articular. Si los dientes no encajan bien, se verán afectadas acciones básicas del día a día como respirar, hablar o masticar.

Te presentamos los distintos tipos de maloclusión dental

Si deseas aprender sobre las diferentes clases de maloclusión dental, en las siguientes líneas te informamos sobre ellas. Toma nota.

  • Clase I

La relación entre los maxilares es la habitual, aunque, existiendo o no apiñamientos, los dientes se encuentran más adelantados que sus bases óseas.

  • Clase II

Las relaciones entre las piezas dentales implican la existencia de un adelantamiento del maxilar superior. Como la mandíbula se encuentra en una posición retrasada, también lo están las estructuras dentales asociadas a ella.

  • Clase III

En estas maloclusiones predomina la mandíbula frente a una posición maxilar superior atrasada. Las estructuras dentales inferiores se encuentran adelantadas por lo que respecta a la base ósea de la mandíbula. De hecho, este tipo de maloclusión también es conocido como prognatismo mandibular. Se trata de un inconveniente de alineamiento dental que, aparte del tratamiento de ortodoncia que prescribamos, también puede llegar a requerir la aplicación de cirugía ortognática.

¿Cómo pueden ser solucionadas las maloclusiones?

A grandes rasgos, el diagnóstico sobre los posicionamientos de los dientes y las trayectorias que deberían seguir para estar alineados de un modo funcional determinará el tratamiento que decida nuestro ortodoncista de confianza. Este pasará por la elaboración de un aparato de ortodoncia a la medida de las necesidades de la boca del paciente. Pero acuérdate de que estos tratamientos tienen sus limitaciones para corregir las maloclusiones, por lo que en ocasiones puede resultar útil combinarlos con las intervenciones de cirugía ortognática que pueda llevar a cabo el cirujano maxilofacial.

En definitiva, toma en consideración las maloclusiones dentales, puesto que proceder a solucionarlas supondrá que te puedes liberar de la tensión mandibular y te sientas más a gusto con la imagen de tu dentadura.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest