Qué es la agenesia dental y cómo se trata

La agenesia dental es un problema que tiene que ver con el desarrollo de las piezas dentales. Aunque aún no se han podido averiguar las causas que la provocan, todo apunta a un origen congénito. Si tus hijos están presentado esta circunstancia, no te preocupes, pues siempre se puede encontrar una solución.

¿Qué es la agenesia dental y cómo detectarla?

Por norma general, los primeros indicios son perceptibles durante los primeros meses del pequeño. La agenesia se caracteriza por la deficiencia en el crecimiento de determinados dientes o muelas. Estos están ausentes de manera temporal o a veces de forma permanente.

Aunque es frecuente que se dé una agenesia que afecta a las muelas del juicio, esto no suele verse como un problema, sino todo lo contrario. Dadas las molestias que suelen causar estas, el paciente con agenesia no identifica su situación con una dificultad; ya que, en muchas ocasiones, las muelas del juicio se terminan extrayendo.

La agenesia se convierte en un problema cuando afecta a los incisivos laterales o al maxilar inferior. La etapa en la que puedes apreciar esta afectación llega entre la infancia y la adolescencia.

¿A qué otras razones puede deberse?

Que se vean afectados las muelas del juicio, los premolares o los incisivos influye, a su vez, en la formación del resto de piezas dentales. Se producen, en muchos casos, el apiñamiento entre dientes o las maloclusiones.

La afectación genética puede derivar del factor alimenticio, es decir, un empeoramiento en los hábitos alimentarios; lo que, al mismo tiempo, produce cambios morfogenéticos. Estos se dan en la formación de nuestros dientes y parecen desarrollarse en un mayor número de población.

A pesar de que este problema aparenta ser muy estridente, distintos tratamientos odontológicos han conseguido corregir muchos casos. Echemos un vistazo a las distintas formas mediante las que puedes tratar esta ausencia dentaria.

Los tratamientos que puedes encontrar

El que más se usa entre profesionales es la implantación dental. Para ello, se tienen en cuenta diferentes factores a la hora de aplicar determinadas soluciones.

En los primeros meses del niño, cuando se ha detectado el problema y se observa la ausencia de algún molar o premolar, se suele esperar a que los dientes de leche se caigan de forma natural. Al dejar que esto ocurra, hemos dado el tiempo suficiente para que vayan formándose los espacios que ocupará el resto de dientes. Después se realiza el implante en el hueco resultante.

Cuando el problema se encuentra en un incisivo, debes recurrir a una prótesis, debido al diferente tamaño que existe entre un diente de leche y el definitivo. La prótesis conservará el espacio que, tiempo después, ocupará el implante.

Al detectarse la agenesia dental, es necesario analizar de manera individualizada a cada paciente, ya que cada persona presenta características propias. Si se ha diagnosticado este problema en alguno de tus hijos, como ves, existen diferentes tratamientos que pueden solucionarlo. Un previo estudio y la elección de un implante adecuado harán que tus pequeños puedan llevar una vida normal.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?