¡No bajes la guardia en vacaciones! 5 consejos para tener tu boca sana

Llegan las vacaciones y sabemos que te apetece comer y beber algo más de lo habitual. Imagínate además si vas a conocer otra provincia o incluso otro país…¿te vas a perder toda las riquezas de una nueva gastronomía o renunciar a algún capricho culinario? No hace falta.

Llegan las vacaciones y sabemos que te apetece comer y beber algo más de lo habitual. Imagínate además si vas a conocer otra provincia o incluso otro país…¿te vas a perder toda las riquezas de una nueva gastronomía o renunciar a algún capricho culinario? No hace falta.

No hay nada mejor que disfrutar de unos días libres, salir de la rutina y volver con fuerzas renovadas. Aún así, déjanos que te demos 5 consejos para hagas todo lo que te hace feliz sin que tu boca se resienta.

No te saltes la rutina de cepillarte los dientes o nos veremos las caras en septiembre. Imprescindibles en tu maleta: pasta de dientes con flúor, cepillo de dientes e hilo dental. El hilo dental puedes dejarlo para la noche cuando estés cómodamente en el hotel o en tu casa y el cepillado, como el resto de los días del año, después de cada comida. Si crees que vas a estar fuera la mayor parte del día visitando pirámides, playas o monumentos, ya hay kits de bolsillo que puedes comprar en cualquier farmacia. Siempre tendrás a mano cepillo y pasta.

Los chicles, tras las comidas, puedes usarlos de manera excepcional, siempre que no masques más de 20 minutos y que tengan xilitol, pero no azúcar.

Lo de sustituir el cepillado por chicle…no cuela. No solo te lo decimos nosotros, sino también el Colegio de Dentistas de España. Puedes usarlos de manera excepcional, siempre que no lo masques más de 20 minutos y que tengan xilitol, pero no azúcar. Recuerda que es una solución de emergencia. Ah! Y si tienes ortodoncia o bruxismo, suprímelos.

¡Oh sorpresa! Beber agua también es bueno para tus dientes. Como lo oyes, así que entre cervecita, zumito, refresquito, helados y algún gin-tonic o cubata que caerá, no te olvides de incluir agua y mantenerte hidratado. ¿Por qué? Muy fácil. Todo este tipo de bebidas generan ácidos en tu boca que pueden dañar tu esmalte dental y convertirte en un blanco fácil para bacterias y caries. ¿Sabías que además nuestra saliva tiene un papel inmunológico? Hidratarte te permitirá que la cantidad y calidad de ésta sean óptimas.

No te olvides de beber agua ya que alcohol, refrescos, zumos y helados generan ácidos en tu boca que pueden dañar tu esmalte dental y convertirte en un blanco fácil para bacterias y caries.

Practica deporte, pero con cabeza. Reconócelo. A veces todos nos volvemos un poco locos y queremos aprovechar las vacaciones para hacer deportes que nunca practicamos. Un curso de buceo, de windsurf, tenis, escalada… ¿te suena? En periodos de vacaciones -y sobretodo en verano- se incrementan las fracturas de dientes así que, si te pasa, apunta: conserva el diente en suero salino, agua, agua con sal, leche, o en tu boca y acude urgentemente a tu dentista de confianza.

Protege también tus labios. Son los grandes olvidados y la verdad es que sufren bastante con los cambios de temperatura. Tanto si decides pasar tus vacaciones buscando el calor como si optas por el frío, no te olvides de llevar un buen protector labial. No te ocupará casi nada y te servirá de mucho.

Solo nos queda desearte que disfrutes a tope de tus vacaciones y que, a la vuelta, vengas a nuestra clínica para contárnoslo. ¡Te dejaremos que nos des envidia!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?