5 dudas frecuentes de los padres en el dentista [Primera parte]

Es totalmente normal que los padres tengan muchas dudas cuando a sus hijos e hijas comienzan a salirles los dientes, así que hemos pedido a nuestra directora, Adirane Guerra, que nos resuelva las más frecuentes.

Es totalmente normal que los padres tengan muchas dudas cuando a sus hijos e hijas comienzan a salirles los dientes, así que hemos pedido a nuestra directora, Adirane Guerra, que nos resuelva las más frecuentes.Comenzamos con las cinco primeras y os prometemos que habrá tantas partes como sean necesarias. También puedes acercarte a nuestro Facebook y dejar la tuya para que podamos resolverla. No dejéis de leerlo, porque descubriréis que una visita temprana puede ahorraros mucho dinero y problemas.

A que edad debo empezar a llevar a mi hijo o hija al dentista?”

Lo mejor es que empiecen a venir en cuanto al bebé le salgan sus primeros dientes para hacer prevención precoz, aconsejarles en higiene bucodental o detectar si hay caries de lactancia. Además, así se acostumbrarán a venir desde pequeños y evitamos la odontofobia. Por otra parte, a partir de los 4/5 años es vital que controlar posibles problemas esqueletales (de hueso) para solucionarlos cuanto antes. Hay veces que acuden a nosotros cuando el problema ya es muy evidente: dientes muy prominentes hacia fuera, muy torcidos o dientes de leche que no se caen.

¿Es malo que los dientes de leche crezcan separados? ”

No, de hecho, los dientes de leche tienen que estar separados, tener espacios entre ellos. Cuando están todos juntitos, queda muy estético todos alineados, pero en clínica sabemos que los definitivos no van a tener sitio. El diente definitivo es más grande que el de leche y necesita ocupar el hueco del diente de leche más un espacio a cada lado. En cualquier caso, es un problema fácilmente solucionable si lo cogemos a tiempo.

¿Qué pasa si los dientes de leche se caen más tarde de lo normal?

No hay una edad concreta a la que se caigan los dientes de leche, pero si un diente de leche no se cae a tiempo, cuando se queda en boca, hay un problema. O bien, no está el diente definitivo, o está desviado de su trayectoria y no empuja al diente de leche para que se caiga. Eso es una ortodoncia segura. Un diente de leche que se cae antes de tiempo es menos preocupante. Puede ser que el diente definitivo venga muy grande y cuando sale tira dos dientes de leche a la vez, pero por norma general, da menos problemas.

He leído que el hábito de chuparse el dedo puede hacer que los dientes crezcan mal, ¿es verdad?

Sí, es una de nuestras urgencias odontopediátricas y uno de los hábitos que más quebraderos de cabeza trae a los padres. Casi es mejor poner el chupete si vemos que el menor se chupa el dedo porque el chupete es algo que podemos eliminar en un momento dado. Tenemos menores con dentición definitiva y casi preadolescentes que siguen con ese hábito y acaban teniendo problemas en el paladar, los maxilares, a la hora de morder e, incluso, a la hora de hablar.

¿Cómo puedo evitar que mi hijo se chupe el dedo?

Podemos poner aparatos pero es muy duro para el niño o niña y para los padres, así que lo mejor es evitar que ese hábito se desarrolle. En cuanto vean a los bebés con el dedo en la boca, es conveniente que lo saquen y le den el chupete. Una vez que el hábito está cogido, pueden probar con un guante de invierno y que se lo aten a la muñeca (sin cortales la circulación, por supuesto) para que no se lo pueda quitar. El hecho de chupar la lana suele disuadirles.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?