¿Qué es la hipoplastia del esmalte y cómo se puede tratar?

La hipoplasia del esmalte es una enfermedad bucodental que mucha gente desconoce. Para ofrecer una buena solución a este problema de la dentadura, es preciso tener claro su origen. Por lo que, a continuación, te contamos a qué se debe esta patología y cómo puedes ponerle remedio. ¡Toma nota de lo que te vamos a contar!
hipoplastia de esmalte

hipoplastia de esmalte

La hipoplasia del esmalte es una enfermedad bucodental que mucha gente desconoce. Para ofrecer una buena solución a este problema de la dentadura, es preciso tener claro su origen. Por lo que, a continuación, te contamos a qué se debe esta patología y cómo puedes ponerle remedio. ¡Toma nota de lo que te vamos a contar!

¿Qué implica la hipoplasia del esmalte?

Muchas de las dudas de la gente sobre esta afección dentaria, aparte de la dificultad habitual de interpretar sus síntomas por parte de las personas que no tienen formación odontológica, provienen de su denominación. Esta procede de la lengua griega y significa un desarrollo incompleto o insuficiente del esmalte de los dientes. El esmalte es la capa que protege a la dentina y resulta fundamental para no tener que padecer la molesta hipersensibilidad dental.

¿Cómo se manifiesta la hipoplasia del esmalte?

Ya te hemos comentado que este tipo de hipoplasia está relacionado con la escasez del esmalte, pero ahora vamos a explicarte cómo puedes reconocerlo. Presta atención a esta descripción.

El defecto concreto de la falta de esmalte se materializa en hoyos, surcos y abolladuras en las caras externas de las piezas dentales. En cuanto a las formas, los dientes van a dar una imagen de aspereza. Como las hipoplasias se plasman en las zonas más visibles de los dientes, supondrán un problema estético.

Por lo que respecta al color, también se producen cambios perjudiciales. Los dientes se vuelven amarillentos o amarronados. Menos común es la que conocemos como hipoplasia de Turner. Nos referimos a las manchas blancas en los dientes que surgen a consecuencia de un golpe que se ha producido cuando todavía se están mineralizando.

hipoplastia de esmalte

¿Qué causa la hipoplasia del esmalte?

Ahora que ya sabes identificarla, vamos a informarte acerca de qué la genera. Apunta los siguientes riesgos y trata de evitarlos.

  • Como habíamos señalado antes, los traumatismos durante las mineralizaciones dentales.
  • La fluorosis, es decir, el exceso de flúor que daña el esmalte. Acude a nuestro profesional de la odontopediatría de confianza y que este te recomiende la cantidad y clase de pasta de dientes que debe utilizar tu hijo. Este peligro, de hecho, afecta a los peques, que solo deben poner en sus cepillos la medida equivalente a un guisante o grano de arroz de un dentífrico especial.
  • Las infecciones, enfermedades, malnutriciones o fiebres mientras se forman los dientes.
  • La exposición a sustancias químicas tóxicas o medicamentos.

¿Cómo tratar la hipoplasia del esmalte?

Por último, anota estos tratamientos para esta enfermedad dental.

  • El sellador transparente sirve para los supuestos más leves.
  • Para las manchas blancas, puedes optar por la microabrasión y el blanqueamiento dental. Si el caso reviste mayor gravedad, las carillas de composite o porcelana serán tu mejor opción.
  • Cuando el problema es el esmalte rugoso, que coloquen una corona o funda dental.
  • Si ni la corona soluciona el defecto, interesa combinar las extracciones con puentes o implantes.

Con esta información ya puedes identificar la hipoplasia, pero recuerda acudir al menos una vez al año a la consulta.

 

Si tienes dudas sobre el tema, consúltanos o llama por teléfono para solicitarnos una cita y que estudiemos tu caso con detenimiento: 944 30 25 87.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?