La lengua también sufre enfermedades: ¿cuáles son y cómo se tratan?

La lengua es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, dado que está involucrada en numerosas acciones relevantes de tu día a día. Es, sin duda, uno de los indicadores más claros en materia de salud bucodental.
enfermedades de la lengua

La lengua es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, dado que está involucrada en numerosas acciones relevantes de tu día a día. Es, sin duda, uno de los indicadores más claros en materia de salud bucodental. Ten en cuenta que puedes padecer distintas enfermedades en ella. Enfermedades que vayan a remitir poco a poco o puedan requerir alguna intervención quirúrgica. Estas, por otra parte, pueden implicar problemas a la hora de hacer cosas tan importantes como hablar, comer o respirar. Así que vale la pena que prestes atención a estas alteraciones de la lengua que, a continuación, vamos a repasar.

Aunque existan más inconvenientes relacionados con el estado de la lengua, los siguientes son algunos de los más comunes y molestos. Toma nota.

Es una enfermedad propia de los adultos caracterizada por la presencia de manchas blancas en las caras internas de las mejillas y la lengua. Su origen es la irritación que puede causar una prótesis, el alcohol o el tabaco. También puede ser un síntoma inicial del cáncer oral.

Se trata de la existencia de una lengua más grande de lo normal (en relación con la boca). Aparte de su aspecto antiestético, puede complicar acciones como las que te comentamos antes. Su origen suele ser hereditario y corregirla implicará cirugía.

Conlleva el surgimiento de manchas rojas o blancas en la mucosa oral. Está relacionada con trastornos inmunológicos y enfermedades como, por ejemplo, la hepatitis C. No se contagia. Se produce por la presencia del hongo Candida, cuya infección se caracteriza por marcas blancas y un enrojecimiento, que puede sangrar, debajo de ellas. Esta enfermedad suele incidir en las personas cuyo sistema inmunológico está debilitado. Se puede contagiar, por ejemplo, mediante besos, por lo que hay que ser precavidos. Los enjuagues con antifúngicos serán las soluciones ideales para este inconveniente.

Es la enfermedad de quienes tienen el frenillo lingual corto, lo que reduce su margen de movimientos y hace que la lengua parezca más pequeña. Puede implicar unas dificultades similares a las asociadas a la macroglosia y también ha de ser corregida mediante la intervención quirúrgica. Se llama así a esta enfermedad porque las manchas rojas y blancas y grietas que se forman recuerdan a un mapa. También la conocemos como glositis migratoria benigna, que puede deberse a distintas causas, como las genéticas, hormonales, nerviosas, higiénicas o relativas al sistema inmunológico. Sus síntomas también pueden ir desapareciendo espontáneamente.

La concentración de células muertas en las papilas superficiales de la lengua provoca una imagen negruzca y con pelos. Pese a esta visión antiestética, se soluciona temporalmente mediante medidas higiénicas exhaustivas en la boca. Aparte, conviene eliminar de la dieta el café, tabaco, alcohol y té negro. También llamada escrotal, se caracteriza por las grietas en las áreas superiores y laterales. No se contagia ni es grave, aunque puede provocar halitosis e inflamaciones.

En definitiva, ya conoces las enfermedades orales más importantes. Ahora te toca a ti prevenirlas convenientemente. Si tienes dudas sobre el tema, consúltanos o llama por teléfono para solicitarnos una cita y que estudiemos tu caso con detenimiento: 944 30 25 87.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?