Tengo un diente oscurecido, ¿qué me pasa?

Si tienes un diente oscurecido debes saber que existen diferentes causas que pueden haberlo provocado. Un diente negro o marrón es una causa de consulta ya que provoca desconcierto y altera la estética de la sonrisa. Lo más habitual es que se produzca en los incisivos, pero puede ocurrir en cualquier pieza dental.

El diente afectado va perdiendo su tonalidad blanca para ir pasando a un tono gris claro o incluso color negro. Las principales causas son las caries o sufrir un traumatismo dental, aunque también puede provocarlo el movimiento de los dientes.

Normalmente nos referimos a estos casos como diente oscurecido, pero veamos cuáles son las causas y qué puedes hacer si es tu caso.

Causas de que se oscureza un diente

Las causas de que se genere un diente oscurecido son diversas.

Los traumatismos pueden afectar directamente las zonas internas del diente, es decir, a la pulpa. En ella están los nervios y los vasos sanguíneos. En este caso el diente se oscurecerá por la hemorragia interna. Primero se apreciará una coloración roja o rosada, y con el tiempo la sangre se degradará apareciendo las tonalidades marrones, anaranjadas, azuladas o negras.

También puede producirse por calcificaciones que se provocan tras un traumatismo. La calcificación puede ser total o parcial en la zona pulpar. En este caso verás que la tonalidad que adquiere el diente es más bien amarilla.

La muerte del tejido pulpar o necrosis puede ocurrir también tras un traumatismo. En este caso, se degenera la pulpa y el color que adquiere el diente es negro, gris o marrón. Estas tonalidades dependen del tiempo transcurrido desde el golpe en el diente y de si hubo infección por bacterias.

El tratamiento para un diente oscurecido

Si tienes un diente oscuro podemos aplicar un tratamiento llamado endodoncia y posteriormente blanquear el diente. Con la endodoncia vamos a eliminar la infección del diente. El procedimiento consiste en eliminar las partes blandas de la pieza dental afectada. De esta forma evitamos que la necrosis se extienda hasta la corona del diente.

La endodoncia es necesaria, no se puede evitar y si no la realizas puedes perder el diente. Pero no solo eso, al tener una infección esta puede extenderse al resto de la boca y poner en riesgo más dientes.

Las infecciones en los dientes pueden llegar a ser una causa de complicaciones cardiovasculares. Por este motivo te aconsejamos que, ante un traumatismo en un diente, acudas a nuestra consulta y comiences cuanto antes el tratamiento.

Posteriormente, cuando el diente esté recuperado, iniciaremos un tratamiento de blanqueamiento para que recuperes el color natural. Como te comentábamos, podemos hacer un blanqueamiento interno, en el que se introduce el agente blanqueante en el interior, dejándolo actuar de 5 a 7 días. Posteriormente realizamos el empaste correspondiente.

También podemos realizar el tratamiento con carillas o coronas dentales. Esta opción la recomendamos en caso de que el tono del diente se haya oscurecido mucho, por lo que el blanqueamiento interno no tendría el efecto deseado.

Como ves, un diente oscurecido tiene tratamiento, lo que te aconsejamos es que nos pidas cita cuanto antes para evitar que puedas llegar a perder la pieza dental. No dudes en consultarnos sin compromiso, nuestra misión es ofrecerte los mejores tratamientos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?