Ortondoncia en menores, ¿cuándo empezar?

Hoy en día, los padres cada vez nos preocupamos más por la necesidad de aplicar tratamientos de ortodoncia para los más pequeños de la casa. Los beneficios que la ortodoncia conlleva para los menores no son solo estéticos, sino también preventivos.
ortodoncia en menores

Hoy en día, los padres cada vez nos preocupamos más por la necesidad de aplicar tratamientos de ortodoncia para los más pequeños de la casa. Los beneficios que la ortodoncia conlleva para los menores no son solo estéticos, sino también preventivos. Una dentadura bien cuidada es esencial para la salud bucodental de nuestros hijos y, como es normal, siempre queremos lo mejor para ellos.

Gracias a una buena ortodoncia aplicada a tiempo podremos corregir los dientes y huesos mal dispuestos. Una posición incorrecta de las piezas dentales hace más difícil su cuidado, con riesgo de aumento de caries. Los beneficios de la ortodoncia consiguen evitar una pérdida precoz de los dientes y enfermedades periodontales.

Una boca bien cuidada, gracias a un tratamiento de ortodoncia, es sinónimo de salud. Por no hablar de lo agradable que resulta ver una bonita sonrisa en nuestros pequeños, la cual mantendrán para toda su vida.

Es importante mantener un seguimiento general del crecimiento de los dientes de leche y su reemplazo por los dientes definitivos: observar que hay espacio para que salgan todas las piezas dentales, que el paladar esté bien formado o que unas piezas no se suban sobre otras.

Una vez superada esta primera fase, el momento para considerar aplicar un tratamiento de ortodoncia será cuando hayan salido todos los dientes definitivos. Esto suele ser en torno a los 6 a 7 años si bien, por supuesto, cada niño evoluciona a su propio ritmo.

La detección temprana evitará posibles complicaciones, como consecuencia de no haber llevado a cabo un tratamiento adecuado para su caso a tiempo. No hay que olvidar que el paciente será nuestro pequeño. Por tanto, el menor debe estar preparado para ello, pues la experiencia nos dice lo importante es que el paciente se involucre en el tratamiento de ortodoncia para asegurar su éxito.

Las principales causas que requieren un tratamiento de ortodoncia son anomalías en el desarrollo de los maxilares y la disposición de las piezas dentales.Problemas de falta de espacio o de oclusión pueden provocar dientes girados, en cuyo caso también será necesario el tratamiento con ortodoncia. Otras situaciones que requieren ortodoncia son la sobremordida o submordida, la mordida cruzada o abierta, así como el espaciamiento o apiñamiento de dientes.

En resumen, ofrecer a nuestros hijos una dentadura sana y bonita es uno de los mejores regalos que podemos darles. Influirá en el beneficio de su actividad diaria y será una inversión para su salud, de por vida. No dudes en darle lo mejor, te lo agradecerá para siempre.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?