Implantología oral (IV): ¿me puedo hacer varios implantes a la vez en una única cirugía?

Uno de los reparos principales de los pacientes a la hora de decidirse por sustituir dientes perdidos por implantes dentales es el hecho de tener que pasar por una cirugía. Muchas personas equivocadamente imaginan que tendrán que hacerse tantas operaciones como implantes dentales sean necesarios para recuperar la funcionalidad de su dentadura. Nada más lejos de la realidad. La verdad es que en cualquier clínica de Odontología seria y profesional procurará reducir al mínimo las intervenciones quirúrgicas.
Implantología

Uno de los reparos principales de los pacientes a la hora de decidirse por sustituir dientes perdidos por implantes dentales es el hecho de tener que pasar por una cirugía. Muchas personas equivocadamente imaginan que tendrán que hacerse tantas operaciones como implantes dentales sean necesarios para recuperar la funcionalidad de su dentadura. Nada más lejos de la realidad. La verdad es que en cualquier clínica de Odontología seria y profesional procurará reducir al mínimo las intervenciones quirúrgicas.

Por eso si, por ponerte un ejemplo, te faltan cinco piezas dentales haremos todo lo posible para colocarte todos los implantes dentales en una única operación. De esta manera, maximizamos los beneficios para ti. Entre ellos, destacan:

Antes y después de la cirugía hay que seguir unas pautas. No son complicadas, pero es mejor si solo tienes que hacerlas una vez. Minimizaremos, por tanto, las posibles molestias, olvidos en la medicación y la sensación de cansancio o alargamiento del tratamiento.

Tu vida diaria y tus horarios de trabajo sufrirán bastantes menos modificaciones. Una cirugía de implantes es corta y no suele requerir baja médica. No obstante, entendemos que trastoca tus quehaceres diarios. Multiplicar las visitas no tiene mucho sentido si puede evitarse. Tu tiempo es oro.

Cada implante necesita generalmente un periodo de 3 o 4 meses para integrarse. En el caso de tener que realizar varias cirugías, los tiempos se acaban multiplicando. Si no hay una razón de peso que lo justifique, lo mejor es hacerlos conjuntamente.

Aparte de los beneficios para el paciente, desde un punto de vista médico, la colocación de varios implantes a la vez nos ofrece un mejor paralelismo entre ellos y un mejor control de la distancia que quedará entre implante e implante, por un lado, y el implante y la raíz, por otro. Es decir, nos ayuda a planificar mejor y asegurarnos de que esa primera fase del tratamiento de implantología oral será un éxito.

Otro de los temas ‘peliagudos’ que suele preocupar es la anestesia. Si me tienen que hacer cinco implantes de forma simultánea, ¿me bastará con la anestesia local o me dolerá?, nos suelen preguntar algunos pacientes. La respuesta es rotundamente sí. La anestesia local es lo suficientemente potente como para aguantar este tipo de cirugías de principio a fin.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que existen circunstancias médicas en las puede ser recomendable optar por una anestesia general o recurrir a la sedación consciente. Por ejemplo, casos en los que hay que realizar técnicas de injerto óseo complejas, cirugías de larga duración o personas con alto grado de estrés.

Cuando se dan estas condiciones, lo mejor es consultar y seguir el consejo de nuestro cirujano. Recuerda que su objetivo principal es ayudarte a recuperar la salud de tu boca de una manera tranquila y relajada.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?