Blancorexia: cuando el color de los dientes se convierte en una obsesión

La blancorexia es una enfermedad que se caracteriza por la obsesión de lucir dientes completamente blancos, hasta no conseguir nunca el tono deseado.
blancorexia

¿A quién no le gusta lucir una sonrisa perfecta? Seguro que intentas tener los dientes blancos para resaltar su belleza, pero es importante que esta preocupación por el aspecto no vaya más allá y se acabe convirtiendo en una patología de origen psicológico. Te explicamos qué es la blancorexia, una enfermedad que se caracteriza por una obsesión por conseguir el tono de los dientes perfecto, y por recurrir a cuantos remedios existan para aumentar su blancura.

¿Qué es la blancorexia?

Acudir al nuestra clínica a hacerte un tratamiento de blanqueamiento dental es una acción habitual que te permite mejorar la estética de tu boca. La verdad es que cada vez más pacientes solicitan este tratamiento y quedan muy satisfechos por el resultado. El problema aparece cuando el interés natural por la belleza sobrepasa los límites naturales y acaba siendo una obsesión. En ese momento, se desarrolla el trastorno denominado blancorexia.

Esta patología hace que una persona no esté nunca satisfecha con el color de sus dientes y, por lo tanto, se someta a tratamientos más largos de lo recomendado e, incluso, recurra a remedios caseros o ‘milagrosos’ que pueden acabar dañando sus dientes.

El problema de la blancorexia

La principal consecuencia negativa de esta enfermedad es que pone en peligro tu salud dental, ya que solamente un odontólogo puede prescribir el tipo de tratamiento de blanqueamiento dental que necesitas, su duración y el intervalo de tiempo entre sesión y sesión teniendo en cuenta las características de tu dentadura. Además, nuestros especialistas controlarán que las sustancias químicas que forman parte del tratamiento de blanqueamiento usado no afecten negativamente a la salud de tus dientes.

No podemos olvidar que el uso incontrolado de tratamientos de blanqueamiento dental puede causar problemas de hipersensibilidad, irritación en las encías o desgaste del esmalte.

¿Cómo evitar la blancorexia?

Para evitar caer en este trastorno, es muy importante que aceptes el color de tus dientes y que seas consciente de que no todas las personas los tenemos completamente blancos por nuestra genética. Igualmente, hay que tener en cuenta que la edad puede hacer que nuestras piezas dentales se oscurezcan. Además, el consumo de ciertos alimentos y medicamentos puede favorecer su cambio de color.

Si te preocupa el color de tus dientes, es importante que acudas a nuestra clínica para que comencemos por hacerte una revisión de tu salud bucodental. Teniendo en cuenta los resultados, nuestros profesionales te asesorarán sobre el mejor tratamiento a seguir. Además, serán objetivos a la hora de valorar el tono real de tus dientes, lo que resulta clave para reducir el riesgo de padecer blancorexia al mínimo.

Lograr tener una buena salud bucodental debe ser tu mayor objetivo a la hora de plantearte cuidar el estado de tu dentadura. Dejarte llevar por las cada vez más altas exigencias estéticas de nuestra sociedad puede acabar provocando que sufras blancorexia, un trastorno psicológico con consecuencias muy negativas para tus encías y piezas dentales. Consulta siempre con nuestros profesionales las opciones de tratamientos de blanqueamiento dental más adecuados para ti.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
× ¿Cómo puedo ayudarte?